Como Dejar el Vicio de Fumar

La mayoría de las personas comienzan con el vicio de fumar en su adolescencia. Inicialmente como “para probar” fumar su primer cigarrillo, pensando que este será un hecho aislado y sin mayor relevancia en su vida futura. El gran problema aquí es que si bien el “primer cigarrillo” es solo un cigarrillo, este nunca se podrá repetir, es decir que el próximo cigarrillo ya nunca podrá volver a ser el primero, sino que ya será el “segundo”. Y así es justamente como comienza el vicio de fumar.

Se puede decir que el vicio de fumar encierra al fumador en un circulo vicioso difícil de escapar (siente la necesidad, fuma, siente culpa, siente la necesidad, fuma… etc..). El secreto está en romper uno de esos enlaces, para transformar el círculo vicioso en un círculo virtuoso, y ahí es justamente donde entra en juego el cigarrillo electrónico.

Es sabido que el vicio de fumar se encuentra atado a dos adicciones, en primera instancia la adicción física que se encuentra dada principalmente por la adicción a la nicotina (la cual es sumamente adictiva), y el segundo lugar la adicción psicológica la cual puede tener distintas fuentes dependiendo la persona entre las que se puede nombrar la necesidad de tener las manos ocupadas, nervios, stress, etc.

La utilización de cigarrillos electrónicos abarca las dos problemáticas asociadas al vicio de fumar. Por el lado de la adicción física, el cigarrillo electrónico propone distintas graduaciones de nicotina las cuales permiten disminuir gradualmente la cantidad de nicotina consumida por el fumador. Por otra parte, por el lado de la adicción psicológica, el cigarrillo electrónico provee el mismo formato y método de utilización que un cigarrillo convencional, lo cual facilita la difícil tarea de dejar el vicio de fumar.

Es importante notar que para dejar el vicio de fumar la persona debe estar en primera instancia convencida de que quiere hacerlo, y de que va a lograrlo en el mediano plazo. Para ello es importante adoptar un método que facilite esta etapa de transición, como por ejemplo los cigarrillos electrónicos.

Para facilitar la etapa de dejar el vicio de fumar, los cigarrillos electrónicos proveen diversas graduaciones de nicotina, las cuales el fumador puede ir reduciendo gradualmente hasta llegar a la graduación de nicotina cero como objetivo final del proceso. Lo conveniente en estos casos es realizar un calendario definiendo las fechas en las que se realizara la reducción en la graduación. El concepto básico detrás de esto es que, en líneas generales, todo lo que es medido mejora, por lo tanto se hace imprescindible llevar un control de la evolución, y pedir ayuda en el caso que se necesario.

Consúltenos

En FumarElectronico contamos con personal especializado y formado de manera constante en la venta y asesoramiento sobre cigarrillos electrónicos. Lo invitamos a contactarnos para poder asesorarlo en nuestra gama de productos y lograr dejar de fumar de forma definitiva.